España se asfixia de calor, con temperaturas por encima de los 45 grados


En Córdoba, un térmometro de de la calle marca 49 grados. Estas temperaturas de espanto han vaciado las calles. Solo los turistas más aguerridos se atreven a desafiar la ola de calor que azota amplias zonas de España. En Andalucía, Córdoba, Sevilla y el valle del Guadalquivir han ardido este viernes como un brasero. Algunas estaciones meteorológicas han superado a lo largo de la tarde su récord histórico. Y lo peor, dicen los expertos, está por llegar. El calor extiende hacia la meseta y los valles de los grandes ríos, con los termómetros disparados y las noches tan hirvientes como los días. La mayor parte de España está en alerta por riesgo extremo de incendios forestales. Turistas italianos llegan escapando de Lucifer, la ola de calor que afecta a la península transalpina, para encontrarse con esto.