España y Portugal buscan fórmulas para bajar el precio de la energía


Este jueves se ha celebrado en la ciudad extremeña de Trujillo la cumbre post-pandemia hispanolusa, donde se han encontrado los jefes de gobierno de ambos países.

Pedro Sánchez y Antonio Costa centran esta cumbre ibérica número 32 en la movilidad sostenible entre España y Portugal y en los muy esperados Fondos de Recuperación de la Unión Europea.

La reunión en la frontera hispano-portuguesa, prestará especial atención a la situación de los trabajadores transfronterizos y sus derechos.

Cuando está en marcha la creación de una vía ferrea de alta velocidad Lisboa-Vigo, los dos países intentan dar un impulso a medidas concretas para ver la península ibérica como un conjunto y relanzar aplazados proyectos de integración de las economías de ambos países.

En la transición energética y la subida de los precios de la electricidad, ambos comparten la compra conjunta para las reservas de gas.

Esta cumbre Ibérica está previsto que presente proyectos para favorecer el desarrollo de los territorios fronterizos, que están entre las regiones menos desarrolladas de la UE.

A la reunión de Trujillo seguirá otra en Lisboa el 29 de noviembre para la transformación de los sistemas energéticos de España y Portugal.