Estamos en nivel máximo de restricciones

Los gimnasios también permanecerán cerrados.

Cierre perimetral de todos los ayuntamientos, por lo menos durante las próximas tres semanas. La movilidad se restringirá, por lo tanto, al municipio en que se resida. No se podrá entrar en él ni salir excepto por cuestiones laborales, educativas o sanitarias. Se prohíben también las reuniones de no convivientes. Solo se podrá salir a la calle con quien se conviva.

Cierra toda la hostelería. Bares y restaurantes no podrán ni atender en terraza. Solo podrán abrir para servir producto para llevar o para entrega a domicilio. Esta restricción no afecta a los comedores de los centros de trabajo, que podrán seguir abiertos.

La actividad comercial que no sea esencial tiene que cerrar a las seis de la tarde. La medida afecta también los establecimientos de belleza.

Los centros comerciales, tendrán que adelantar la hora de cierre y no podrán abrir en los fines de semana. Los servicios esenciales, como farmacias, talleres y supermercados, podrán seguir abriendo hasta las nueve y media de la noche, media hora antes del toque de recogida. Cierran los gimnasios y la práctica deportiva deberá ser individual, al aire libre y siempre con máscara.

Cierran también las bibliotecas, museos y espectáculos, los clubes sociales y los centros de jubilados. Seguirán interrumpidas las visitas a los enfermos, excepto menores o dependientes.

Para reducir la interacción social y la movilidad, el presidente de la Xunta llama a impulsar el teletrabajo y la autoconfinarse en la medida del posible. Núñez Feijóo hace un llamamiento también a la responsabilidad individual, asegura que las cifras de contagios diarios son inasumibles y que estas medidas son la única manera de lograr reducir la presión hospitalaria y superar la tercera ola, agravada además por la irrupción de nuevas variantes del virus.