Europa quiere disponer del pasaporte de vacunación antes del verano


La Comisión Europea quiere sentar las bases del proyecto este mismo mes. Según su presidenta, Ursula von der Leyen, el objetivo es que sea totalmente respetuoso de la privacidad y garantice la protección de los datos personales. De hecho, la idea es que solo sirva como justificante de que la persona se ha vacunado o, en su defecto, de que ha superado la enfermedad o su test de COVID-19 ha dado negativo. Los líderes europeos plantearon la semana pasada que el llamado pase verde esté listo en tres meses. No será fácil, porque hay que conseguir que sea reconocible por todos los estados miembros y compatible con sus respectivas campañas de vacunación.