Fin de semana de botellones y macrofiestas en España


Las autoridades españolas pidieron responsabilidad por la situación epidemiológica a causa de la COVID-19. En el primer fin de semana completo sin toque de queda, 15 y 16 de mayo, miles de ciudadanos y turistas han organizado botellones y macrofiestas en las calles de varias ciudades españolas. La policía de Barcelona, Guardia Urbana, y los Mossos d’Esquadra han desalojado a casi 7.200 personas la noche del viernes y 9.055, según medios locales, desde las diez de la noche del sábado hasta las seis de la madrugada del domingo. Se les desaloja por las aglomeraciones que forman en los espacios públicos de la ciudad catalana. Las distancias de seguridad, las mascarillas, la higiene de manos… Son algunas de las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19 que no se respetaban durante las noches del fin de semana. Entre los desalojados, según medios locales de Barcelona, hay españoles pero también turistas, entre ellos italianos y franceses. Las macrofiestas nocturnas también han tomado las calles de Madrid, Salamanca y otras ciudades españolas.