Frinsa limita el origen del brote de botulismo a una sola lata de atún


La empresa proveedora del atún de Día infectado con toxina botulínica asegura que solo hay una lata afectada” que, dice, “previamente a su analisis se abrió y se manipuló”. La conservera gallega Frinsa del Noroeste explica en un comunicado “que los análisis del resto del lote fueron satisfactorios y que así lo acreditó la Xunta de Galicia”.

La Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición alertó de uno brote de botulismo con cuatro personas intoxicadas de la misma familia en Castilla y León. Las cuatro habían comido una ensalada casera elaborada con el mismo atún. Poco después la empresa Día aseguraba que, de manera prevetiva ya había retirado del mercado el lote del producto en el que se encontró la toxina y que todo estaba en buen estado. María López Montenegro, Directora de Calidad del Grupo Día afirma .”Hasta la fecha solo hay una lata con positivo del lote producido por Frinsa”. “Realizamos análisis en otras latas del mismo lote en un laboratorio externo y todas dieron negativo”. El botulismo es una enfermedad grave provocada por las toxinas que genera la bacteria. Afecta al sistema nervioso y sus síntomas son fatiga, debilidad y vértigo seguido por visión borrosoa sequedad en la boca y dificultad para tragar y hablar.