Guerra de vacunas | Moderna denuncia a Pfizer y BioNtech por posible plagio


La empresa farmacéutica Moderna ha presentado este viernes una denuncia contra las compañías Pfizer y BioNtech, a quienes acusa de haber infringido la patente sobre ARNm que la compañía presentó entre 2010 y 2016 como parte del desarrollo de la tecnología de ARNm, empleada en la reciente vacuna contra el coronavirus. Según Moderna, la empresa estadounidense Pfizer y la alemana BioNtech, que desarrollaron una vacuna propia contra el coronavirus empleando también la tecnología de ARNm «copiaron ilegalmente los inventos de Moderna y han seguido usándolos sin permiso», según ha dicho la directora legal de la farmacéutica Shannon Thyme Klinger. Moderna argumenta que a partir de marzo de este año «cuando la lucha colectiva contra la covid-19 entró en una nueva fase y el suministro de vacunas dejó de ser una barrera para el acceso en muchas partes del mundo», la compañía «esperaba que empresas como Pfizer y BioNTech respetaran sus derechos de propiedad intelectual y considerarían una licencia comercialmente razonable en caso de solicitarla para otros mercados».