La borrasca Arwen ha dejado abundantes nevadas y circulación complicada


La borrasca Arwen que afecta desde este sábado a la península con un frente frío que penetró por la costa cantábrica y recorre el mapa peninsular de norte a sur, ha acentuando el episodio de nevadas y precipitaciones persistentes en la mitad norte peninsular. Además el viento también ha sido protagonista en algunas zonas de Cataluña, Andalucía, Aragón, Murcia, Comunidad de Valencia y Comunidad de Madrid, con rachas máximas entre los 70 y 85 kilómetros por hora. En gran parte del país se espera una tendencia progresiva a la estabilización ya desde este lunes, aunque continuarán las precipitaciones en el extremo norte peninsular y la cota de nieve subirá en todos los puntos, tendiendo en general a remitir la nieve. Las temperaturas sufrirán un aumento acusado casi generalizado, excepto en Canarias, donde descenderán ligeramente.