La Confederación Hidrografica del Miño-Sil sanciona al Adif con 50.000 euros


La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil le impuso una sanción de 50.000 euros al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, el Adif, por arrojar cuatro vagones al río Sil, en Sobradelo, en Carballeda de Valdeorras. Ocurrió tras el descarrilamiento de un tren de mercancías el pasado 28 de junio. Y los cuatro vagones que tiraron al lecho del río ya fueron retirados el pasado martes. Ahora, el organismo decide sancionar, pero aclara que la medida no es firme que la compañía ferroviaria poder recurrir. Por su parte, la Xunta de Galicia también propone una multa de 30.000 euros por estos hechos contra el medio ambiente.