La Diada recoge la división del independentismo catalán


El independentismo ha vuelto a salir a las calles de Barcelona este sábado con motivo de la Diada de Cataluña con el lema «Luchemos y ganemos la independencia». Pero la división que existe entre sus líderes de cara a la mesa de diálogo con el Gobierno central que se retomará la semana que viene se ha trasladado a la marcha, donde el ‘president’ Pere Aragonès (ERC) ha sido recibido entre aplausos y gritos de «presidente» por parte de unos y abucheos y acusaciones de «traidor» por parte de otros.

La marcha ha dado comienzo en la plaza de Urquinaona de Barcelona, donde se produjeron disturbios durante las protestas por la sentencia del ‘procés’ en 2019. El último punto del recorrido ha sido la Estación de Francia. Muchos de los presentes portaban lemas como «somos el 52%», refiriéndose al más del 51% de votos que el independentismo, pese a la baja participación, obtuvo en las urnas el pasado 14F (sin embargo, en el Parlament solo está representado el 48% tras quedarse fuera el PDeCat).