La OMS afirma que Portugal sufre una epidemia al juego del Rasca y Gana


El juego similar al Rasca y Gana español en Portugal se le llama a raspadinha, y se trata del juego de azar más conocido en el país luso, pero también el que más preocupa porque los portugueses son los europeos que más dinero gastan en estas tarjetas que dan premios directos de hasta 500 euros. Cada portugués gasta 160 euros al año, mentas en España gastan 14. En el año 2019 la Organización Mundial de la Salud colocaba este vicio como epidemia en los paneles de avisos mientras que la Universidad del Minho confirma de nuevo que el problema va en aumento y que se espera que empeore con el paso del tiempo. Para los responsables de este estudio, estas crecientes apuestas pueden conducir a un aumento en los casos más graves de juego patológico. Este crecimiento también afecta a las prácticas clínicas, ya que cada vez más pacientes están tratando de romper la «adicción» de raspar un pedazo de cartón con una moneda con la esperanza de ganar algo de dinero (los premios mínimos comienzan con 2 euros). Lo cierto es que, con esta demanda, a menudo los clientes terminan endeudados y consumiendo los ahorros de toda una vida. Por ello, piden medidas urgentes porque parece un vicio pequeño, pero supone grandes problemas económicos para sus dependientes.