La ONU advierte de una «catástrofe humanitaria» en Afganistán


El conflicto en Afganistán se extiende a la región. La ONU ha pedido a los países vecinos que mantengan las fronteras abiertos debido al número de personas que huyen por el asedio de los talibanes. Cientos de desplazados internos han llegado a Kabul, la capital, al ser uno de los pocos sitios seguros que queda en todo el territorio. Muchos han dormido en las afueras de la ciudad y otros en almacenes. En total 72.000 niños han llegado a Kabul en los últimos días, según Save The Children. La ONU ha asegurado que en solo un mes han muerto más de 1000 civiles. En la frontera se han registrado incidentes entre la población que huye y las fuerzas de seguridad de Pakistán, un país que ha mantenido durante algún tiempo una buena relación con los talibanes.