La OTAN vigilará a los talibanes a distancia


La OTAN no está dispuesta a entrar en una carrera armamentística con Rusia, a pesar de la exhibición que ha hecho este jueves Rusia con el lanzamiento del misil balístico Bulava, capaz de transportar 10 ojivas nucleares. La OTAN propone por su parte medidas de defensa aérea, antimisiles, aviones de quinta generación, la adaptación de sus ensayos e inteligencia y mejorar la disuasión nuclear.

Los ministros de Defensa de la OTAN también decidieron que la alianza está preparada para actuar contra los talibanes en caso de una nueva amenaza terrorista. No obstante, han subrayado que los talibanes no han estado organizando atentados contra países de la OTAN desde su vuelta al poder este año, a diferencia de lo sucedido en 2001, cuando «el desafío» era que los insurgentes «acogieron y trabajaron con Al Qaeda».