La Palma | La lava avanza hacia el mar y empeora la calidad del aire


El volcán Cumbre Vieja expulsa lava en una cantidad, y con una velocidad, pocas veces vista desde que comenzó la erupción. En algunos puntos las coladas avanzan entre plataneros y edificaciones con una altura de hasta siete metros, y con una velocidad de más de mil trescientos metros a la hora. Si esta colada sigue avanzando de este modo, podría llegar al mar pronto, y formar otra cornisa.

Siete mil personas siguen evacuadas, esperando impotentes a fin de un fenómeno natural que nadie sabe cuando finalizará. Por si la amenaza de la lava fuera poco, los habitantes de la isla sintieron claramente dos de los más de treinta seísmos inscritos este sábado.

La nueva boca que surgió el viernes ha disminuido su actividad y solo lanza cenizas y gases pero esto, sumado a las condiciones meteorológicas, ha hecho que empeore la calidad del aire. Está previsto que esta situación se mantenga, por lo menos, un día más.