La recuperación del monasterio de San Salvador de Camanzo, en Vila de Cruces, será una realidad


El conselleiro de Cultura, Educación y Universitaria, Román Rodríguez, visitó el monasterio de San Salvador de Camanzo, en Vila de Cruces, donde anunció una inversión de alrededor de 300.000€ para recuperar este conjunto. Esta intervención es previa a la elaboración de un Plan Director a través del que se pretende conseguir una conservación sostenible del monasterio y encontrar nuevos usos para su disfrute por parte del público, cuyas obras está previsto licitar a lo largo de este año, y que tienen como objetivo “dotar al conjunto de seguridad estructural y facilitar la visita pública al monumento en tanto no se determinen sus nuevos usos a través del Plan Director”. En el caso concreto de la iglesia, la intervención contempla trabajos de conservación y mantenimiento de sus sistemas constructivos, corregir los efectos de deterioro ocasionados por la humedad y la reparación de sus causas.

Para el resto del conjunto, la obra incluye la limpieza general de todos los muros del patio, del entorno de las edificiaciones y de la zona del atrio, garaje y sacristía; la desmontaje de parte del actual forjado de la casa rectoral para su posterior restauración siguiendo las técnicas constructivas tradicionales, y la colocación de iluminarias en el patio del claustro mediante lámparas tipo led.

También se proyecta la conservación de los edificios auxiliares de uso agrícola y en los hornos abiertos al patio, del ámbito relacionado con la antigua cocina, la revisión de la estructura del corredor exterior y la limpieza, acondicionamiento y conservación del patio y de la venía que el cobre. En este caso, se prestará especial atención al tratamiento fitosanitario de la vid, se reparará el suyo apeo vertical y de ser necesario se aplicará el tratamiento preventivo necesario para garantizar su pervivencia.

Asimismo, la actuación abarca la restauración de las puertas que dan al patio, la reparación de las humedades que aparecen en la esquina de la ábside de la iglesia y la colocación de una gárgola de plomo que mantenga seca la fachada de la iglesia y la retirada de los elementos de hormigón que se encuentran en el lagar.

A mayores, se registrarán y se hará inventario de los elementos, objetos, enseres y piezas de interés etnológico, histórico, artístico y religioso que se conservan en la propiedad, especialmente en los locales de uso agrícola vinculados al patio.