La reforma del delito de sedición sigue su camino en el Congreso


La reforma para derogar el delito de sedición ha superado este jueves los vetos de la oposición en el Congreso y coge impulso gracias votos de PSOE, Unidas Podemos y sus habituales aliados parlamentarios, que han facilitado que la reforma siga su camino parlamentario.

El pleno de la Cámara Baja ha tumbado las enmiendas a la totalidad de PP, Vox, Ciudadanos, Junts y la CUP a la propuesta de cambio legal impulsada por el PSOE y Unidas Podemos, que busca convertir el delito de sedición en uno de desórdenes públicos agravados con una rebaja de 15 a 5 años de la pena máxima de sedición, y que contempla 8 de inhabilitación.

En una sesión extraordinaria en el hemiciclo se han vuelto a oír las mismas críticas de la oposición al Ejecutivo por un texto que, en palabras del PP, se ha hecho “al dictado” de los políticos condenados por el ‘procés’.