La supuesta víctima de un brutal ataque en Madrid cambia su versión


La supuesta víctima de un brutal ataque en el barrio de Malasaña, en Madrid, cambia su versión. Los encapuchados ya no eran tales y la persona que escribió la palabra «maricón» en su nalga con un objeto punzante era un conocido con el que tenía tener relaciones sexuales. La acción fue, según explica ahora el joven español de 20 años, consentida. Ni las cámaras de seguridad, ni un solo testigo habían podido corroborar la primera versión de la supuesta víctima, que este miércoles dio un giro radical a su declaración. Con la sensibilidad del país a flor de piel tras las repetidas agresiones homófobas vividas en los últimos meses, el caso llegó a la esfera política conmoviendo a toda la comunidad. Ahora la supuesta víctima podría enfrentarse a una pena de hasta 12 meses de cárcel por simulación de un delito. Sin embargo, la investigación, sigue abierta.