La tierra podría comenzar a girar al revés


La rotación del núcleo interno terrestre se ha detenido recientemente según un análisis comparado temporal de ondas sísmicas, que sugiere una variación multidecadal para este fenómeno. Es la conclusión de un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience por Yi Yang y Xiaodong Song, del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín. Se cree que la rotación diferencial del núcleo interno de la Tierra con respecto al manto se produce bajo los efectos de la geodinámica sobre la dinámica del núcleo y el acoplamiento gravitatorio núcleo-manto. Esta rotación se ha deducido a partir de los cambios temporales entre ondas sísmicas repetidas que deberían recorrer el mismo camino a través del núcleo interno. Para esta nueva investigación, Yi Yang y Xiaodong Song analizaron ondas sísmicas repetidas de principios de los años 90 del siglo XX y los autores comprobaron que todas las trayectorias que anteriormente mostraban cambios temporales significativos han mostrado pocos cambios durante la última década. Este patrón globalmente consistente sugiere, según concluyen los autores, «que la rotación del núcleo interno terrestre se ha detenido recientemente». Además, la investigación matiza que el núcleo terrestre podría empezar a rotar en sentido contrario.