La UE condena la detención del periodista bielorruso Roman Protasevich


Este incidente «no quedará sin consecuencias», estas fueron las palabras del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, sobre la detención del periodista disidente Roman Protasevich en Bielorrusia. Protasevich iba a bordo de un vuelo de Ryanair con destino a Lituania cuando por una falsa amenaza de bomba el avión tuvo que aterrizar de emergencia en Minsk, donde las fuerzas de seguridad de Alexandr Lukashenko lo estaban esperando. Horas más tarde, el avión continuó su ruta, pero sin el periodista. Los líderes de las principales instituciones europeas exigieron la liberación inmediata del periodista. También el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, calificó como «totalmente inadmisible» este incidente e hizo responsable al Gobierno de Bielorrusia «de la seguridad de todos los pasajeros». Las tensiones entre Lukashenko y la UE vuelven a aumentar luego de las denuncias de violencia policial sucedida en las protestas del año pasado. Cientos de periodistas han sido detenidos y casi una veintena se encuentran en prisión desde el estallido de las protestas en la antigua república soviética, motivo por el que ha sido catalogado como el lugar de Europa más peligroso para la prensa por Reporteros sin Fronteras.