La ultraderecha española exige la dimisión del Gobierno


Miles de personas convocadas por Vox en una manifestación este domingo en Madrid han llamado a la «reacción social» tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2023. Critican la reforma del delito de sedición, lo que califican de una concesión de Pedro Sánchez a los independentistas.

Su líder, Santiago Abascal, no ha escatimado en insultos: «Sánchez no es como un arquitecto que tiene un plan de reforma distinto para el edificio, que pueda ser discutible. Es el jefe de demoliciones. Sánchez quiere triturarlo todo. No tiene escrúpulos», ha dicho.

Ha criticado también la Agenda 2030, las medidas contra la contaminación, a las que se refiere como «dictadura climática» y la reciente ley de Igualdad, que ha generado una revisión de sentencias a la baja para algunos agresores y delincuentes sexuales en las últimas semanas. 

El dirigente de Vox ha subrayado que la ley del Solo Sí es Sí forma parte de las “políticas criminales” que generan “inseguridad” en las calles y «abren la puerta a violadores y pederastas». Abascal ha acusado a la ministra de Igualdad, Irene Montero, de «victimizarse» tras las descalificaciones de la diputada de su partido Carla Toscano en el Congreso.