La variante Delta supone más del 90% de los casos en Reino Unido


Después de dos meses y medio de descenso, los contagios de COVID-19 vuelven a aumentar en Europa impulsados por la fuerza de la variante Delta, que está provocando importantes brotes en el Reino Unido y Rusia. Estos dos países son los que más nuevas infecciones registran, más de mil diarias. Los casos de la cepa india en las últimas cuatro semanas suponen más del 90% del total en el Reino Unido, del 88% en Rusia y del 56% en Portugal. El temor a su propagación ha hecho que Alemania exija desde ahora una cuarentena de catorce días a los viajeros procedentes del Estado luso. La Comisión Europea ha pedido este martes a los 27 una mayor coordinación de las medidas antipandemia.