La Xunta completará la senda peatonal y ciclista de Carballo a Coristanco


La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, anunció la licitación por más de 1 millón de euros de las obras del nuevo itinerario entre Carballo y Coristanco que completa el Plan de sendas de la comarca de Bergantiños.

Vázquez Mourelle, junto con el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, supervisó el entorno de la carretera autonómica AC-552 en la que se acometerá esta actuación. En la visita también participaron el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, y lo de Coristanco, Juan García.

El Ayuntamiento de Carballo finalizó en mayo las obras de dotación de servicios urbanos en el itinerario peatonal y ciclista de la AC-552, entre los kilómetros 32,6 y 34,4, que consistieron en la instalación de canalizaciones de electricidad, telecomunicaciones, abastecimiento de agua, saneamiento y alumbrado público en ambos márgenes de la carretera.

La Plataforma de Contratos Públicos viene de publicar la contratación de las obras, las empresas tienen hasta el próximo 26 de enero para presentar sus ofertas. El objetivo es iniciar los trabajos a finales de la primavera y tenerlos finalizados a principios de 2022, pues cuentan con un plazo de ejecución de 8 meses. Se trata de un nuevo itinerario de uso compartido, para peatones y ciclistas no deportivos, que permita reforzar y compatibilizar la seguridad vial de todos los usuarios de la carretera, con especial atención a los más vulnerables.

El itinerario de cerca de 2,5 km de longitud se iniciará a la salida de Carballo y finalizará en el punto en el que comienzan las aceras del municipio vecino de Coristanco. Se prevén dos tramos, actuando tanto en el margen izquierdo de la carretera, como por el lado derecho. Por el margen izquierdo, serán casi 1,9 km de nueva senda que irán desde la salida de Carballo hasta conectar con la acera existente en Montecelo, ya en Coristanco, continuando la acera hasta el núcleo de Coristanco. Por el margen derecho de la carretera, se habilitará una senda hasta las cercanías de la fábrica de Calvo, de aproximadamente 600 metros. Con el objetivo de darle continuidad al itinerario sobre el río Grande, se ejecutará una pequeña pasarela adosada al viaducto existente.

El proyecto también prevé trabajos de pavimentación, drenaje de aguas pluviales, junto con la ejecución de algunos servicios en previsión de futuras canalizaciones de telecomunicaciones y alumbrado.