La Xunta incluye la Carballeira de Baio en el Catálogo galego de árbores senlleiras


El Diario Oficial de Galicia publicó la inclusión de la Carballeira de Baio en el Catálogo galego de árboles senlleiras, según informó la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, durante una visita que realizó a este espacio natural del Ayuntamiento de Zas, en la que estuvo acompañada por el alcalde, Manuel Muíño.

La Carballeira de Baio, situada a un lado del río Grande do Porto, cuenta con cerca de 300 robles y otras especies que conviven en los límites de la misma como abeleiras, acebos y laureles formando un único conjunto de 9.695 m2, en el que hay algunos ejemplares de grano tamaño, con portes que varían entre los 45 y 80 centímetros de perímetro, y que llegan a conseguir hasta 22 metros de altura. Además, se estima que la edad aproximada de los ejemplares ronde los 150 años.

Según destacó Belén do Campo, esta carballeira es una representación más de formación de árboles autóctonas, cuyo valor no solo se refleja nos portes y formas de los robles que posee sino también en la importancia paisajística y estética, además de la relevancia cultural por el uso tradicional que se hace en ella. De hecho, se configura como un espacio integrado en la vida cultural de la localidad como lugar para la celebración de eventos culturales, deportivos, musicales y la celebración de la tradicional fiesta de la Carballeira de Baio (el origen de esta fiesta es una romería “Festa do Pescantín”, que se celebra el día del patrón de los pescadores, el 31 de junio)

A mayores, la directora general recordó que tras la inclusión de esta carballeira en el Catálogo de árbores senlleiras, el Ayuntamiento de Zas puede optar a la línea de ayudas que convoca anualmente la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda para la conservación, protección y mejora de los ejemplares y formaciones incluidas en el dicho catálogo.

Una herramienta en constante actualización

El Catálogo galego de árbores senlleiras es una herramienta abierta y en constante actualización, pudiendo proponer la inclusión de elementos nuevos sus propietarios, las administraciones, los centros de investigación o asociaciones y aquellas entidades privadas o públicas que tengan entre sus fines estatutarios la protección de la naturaleza.

De hecho, desde la aprobación de su reglamento en el año 2007, fue objeto ya de diversas revisiones y periódicamente se someten a información pública nuevas propuestas para valorar la posible incorporación de ejemplares con valores destacables, como es el caso de la carballeira de Zas.

Este registro público de carácter administrativo incluye todos aquellos árboles y formaciones excepcionales merecedores de protección en atención a las excepcionales características de su porte, proporciones, edad, rareza, significación histórica o cultural, interés científico, educativo, estético, paisajístico o cualquier otra circunstancia que las haga merecedoras de una especial protección.