Las Fuerzas Armadas se suman a la lucha contra el fuego


La Xunta, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ejército tienen “los ojos puestos en nuestra riqueza forestal”, de forma que están “vigilantes y muy atentos a lo que pasa en nuestros montes”, por lo que seguirán siendo “implacables” de cara a frenar los incendiarios y ponerlos la disposición de la Justicia.

Así lo reiteró el conselleiro del Medio Rural en funciones, José González, quien supervisó en la Base General Morillo (en Figueirido, Pontevedra) el despliegue de las tropas de la Operación Centinela Gallego. Añadió además que “vamos a seguir siendo contundentes en la lucha contra los delincuentes que ponen en riesgo nuestros montes y, sobre todo, a las personas”.

El titular de Medio Rural, que estuvo acompañado por el director general de Defensa del Monte, Tomás Fernández-Couto, reiteró que la vigilancia y la disuasión constituyen una prioridad de cara a reducir la actividad incendiaria intencionada. Una acción ilegal que se pone de manifiesto -recordó- con los últimos datos sobre la nocturnidad y la existencia de varios focos simultáneos en la mitad de los fuegos registrados en Galicia en el último mes. Esto muestra claros indicios de intencionalidad, remarcó, al igual que el hecho de que los incendios se habían declarado en condiciones de temperaturas elevadas o viento fuerte.

Por todo esto, José González advirtió que se mantiene “la guardia alta”, intensificando el control sobre nuestros montes con medios humanos y materiales. En este sentido, puso en valor el dispositivo de personal que ronda los 7.000 efectivos movilizados, contabilizando tanto los medios de la propia Xunta como los de los ayuntamientos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Ministerio de Defensa etc.