Las inundaciones en Castellón y Valencia obligaron a rescatar a docenas de personas


Las lluvias, que llegaron a los 225 litros por metro cuadrado en el interior de Castellón, convirtieron las carreteras en ríos. En esta provincia, los bomberos y la Guardia Civil tuvieron que rescatar veinte personas que habían quedado atrapadas por la lluvia en sus coches, entre ellos varios menores. Otra de las zonas más afectadas fue el área metropolitana de Valencia, donde varias personas fueron rescatadas de sus casas. En la localidad de Quart de Poblet auxiliaron en helicóptero diez trabajadores de dos empresas del polígono industrial, que quedaron aislados por las inundaciones. Un rayo interrumpió temporalmente el tráfico aéreo en el aeropuerto de Manises, donde se cancelaron 28 vuelos y otros 10 tuvieron que ser desviados. También hubo cortes en el metro y en los trenes de cercanías. En la provincia de Valencia la situación mejoró. En el interior y en el sur de la provincia de Castellón se mantuvo la alerta naranja por lluvias y tormentas intensas hasta las diez de la noche de este sábado.