Las obras de la nueva planta de Sogama en A Lama podrían estar listas a finales de este año


El presidente ejecutivo de Sogama, Javier Domínguez, y el alcalde de A Lama, Jorge Canda, supervisaron las obras de la nueva planta de transferencia de residuos que sustituirá a la actual microplanta, operativa en este municipio pontevedrés desde hace años. La previsión es que la futura instalación pueda entrar en funcionamiento en el último trimestre de este año.

Esta planta, que contará con una capacidad de tratamiento para más de 5.000 toneladas anuales, se levantará en el polígono industrial de Racela, en una parcela de casi 2.300 m2, y dará servicio también a los ayuntamientos pontevedreses de Cerdedo-Cotobade, Fornelos de Montes y Ponte Caldelas.

La nave contará con un compactador fijo, una báscula, un sistema de traslación de contenedores —con capacidad para dos—, un aparcamiento de contenedores y una depuradora de aguas residuales. Asimismo, se autoabastecerá energéticamente con paneles solares, fomentando de este modo las energías renovables.

La nueva infraestructura, cuya obra fue adjudicada por un importe superior a 1,1 millones de euros, permitirá transferir, además de la bolsa negra y de la bolsa amarilla, la materia orgánica recogida de forma diferenciada a través del contenedor marrón.