Londres desafía a Bruselas y exige cambios en el Protocolo irlandés


Londres echa un nuevo pulso a la Unión Europea a propósito del Brexit. El ministro encargado de la negociación, David Frost, ha exigido una revisión drástica del Protocolo relativo a Irlanda del Norte y, en caso contrario, amenaza con finiquitarlo de manera unilateral. El Protocolo fue negociado para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas y es legalmente vinculante. Pero ahora Londres lo rechaza. Bruselas acusa por su parte a Londres de haber suscrito el Protocolo de mala fe. Frost fue precisamente uno de los negociadores y ahora reconoce que era consciente de que su Gobierno no estaba de acuerdo con todo.