Los amigos de lo ajeno siguen amenazando a la hostelería de la zona

  • Un bar de Sofán en Carballo, un restaurante de Zas y una cervecería de Arteixo, fueron los últimos locales elegidos por los ladrones para intentar llevarse un suculento botín.

Tras los sucesos acontecidos la semana pasada en una cervecería en Pazos, Ponteceso, La Arboleda en Coristanco o la cafetería Asteria en Caión, los amigos de lo ajeno siguen empeñados en cundir el pánico entre los locales de hostelería de la zona. Los hechos suceden casi siempre del mismo modo, suelen acercarse dos personas en un coche más o menos a la hora del cierre , cuando hay poca clientela o cuando el local ya está cerrado y aprovechan para intimidar al personal o a los dueños y si pueden arramplan con todo lo que creen que puede llevar dinero, cajas registradoras, cajones de cobro, de máquinas de tabaco o también de las tragaperras.

Este viernes le tocó el turno al Café Bar San Adrián de A Piña en la carballesa parroquia de Sofán, donde dos individuos armados con barras de hierro irrumpieron en el local a la hora de cierre a golpes con todo lo que se les ponía delante, hiriendo a los propietarios del bar, que llegaron a necesitar asistencia médica, en su empeño por defender su propiedad. Acto seguido unos desconocidos rompieron una puerta lateral para acceder al interior de la cervecería Ó Sampaio en Vilarodís, Arteixo, donde un empleado que se encontraba realizando labores de mantenimiento en el interior dio la voz de alarma. Un par de horas más tarde le toco el turno del robo al restaurante Tívoli en Zas, de donde se llevaron la caja registradora. La Guardia Civil investiga si pudiese tratarse de los mismos «cacos», que en principio siempre son dos o tres los que actúan de forma coordinada.