Los ataques y ciberataques a satélites son cada vez más comunes


Los ataques y ciberataques a satélites son cada vez más frecuentes y motivo de preocupación en materia de seguridad, según el responsable de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell. El Alto Representante ha dicho que uno de esos ataques era una clara señal del inicio de la invasión rusa de Ucrania.

En su intervención en la inauguración de la Conferencia Espacial Europea en Bruselas, el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores ha asegurado que 24 horas antes de que Moscú invadiera su país vecino en febrero del año pasado, la red de telecomunicaciones espaciales utilizada por el ejército ucraniano fue blanco de un ciberataque. El código malicioso utilizado logró derribar partes de la red.

«El espacio se ha convertido en un espacio estratégico, no diré un campo de batalla, pero sí un lugar donde los satélites son o pueden ser blanco de ataques», ha asegurado Borrell a Euronews. «Dependemos de forma crítica de la información que se recibe o rebota de los satélites. La mayor parte de nuestra infraestructura civil y militar depende de un sistema de satélites», ha explicado.

En la actualidad hay 5.500 satélites en órbita, de los cuales alrededor del 10% son utilizados por el ejército mundial. La OTAN define ahora el espacio como una de las áreas más importantes. Pero Borrell ha afirmado que los riesgos también pueden venir de la destrucción física de los satélites.

«Rusia destruyó recientemente uno de sus satélites con un misil lanzado desde tierra. Si lo hizo con uno de sus satélites, mañana puede hacerlo con cualquier otro. Así que tenemos que preocuparnos por la seguridad de los elementos que están en el espacio», ha dicho el máximo diplomático de la UE.

«La destrucción de un satélite llena el espacio de pequeñas partículas metálicas. Son pequeñas pero a la velocidad a la que van son tremendamente peligrosas».

La Comisión Europea presentará en marzo una nueva iniciativa espacial destinada a garantizar la seguridad tanto de las personas como de las infraestructuras críticas del bloque.