Los nacionalistas denuncian que la Constitución es un “instrumento para violentar derechos básicos”


Los partidos nacionalistas catalanes, vascos, gallegos y baleares firmantes de la denominada Declaración de la Llotja de Mar denunciaron este domingo que la Constitución española “se convirtió en instrumento para violentar derechos democráticos básicos”. Estas formaciones (BNG, CUP, EH Bildu, Esquerra Republicana, MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca y Junts) firmaron junto a otros partidos, el 25 de octubre de 2019 en Barcelona, un documento para reivindicar un acuerdo político sobre la crisis catalana, la defensa del derecho a la autodeterminación y la liberación de los “presos políticos”.

Afirman que estamos ante una Constitución agotada, deslegitimada y convertida en factor condicionante y determinante de nuestras aspiraciones democráticas. Pensamos que ya es hora de hacer frente a cambios estructurales. Es más, a pesar de discursos y posiciones inmovilistas, el propio Estado español es consciente del fin del ciclo constitucional y de la necesidad de reformas.

Esta Constitución se convirtió en un instrumento para violentar derechos democráticos básicos. En nombre de esta Constitución se impide darle una canalización al desarrollo de la voluntad democrática de nuestros pueblos y se criminaliza y se reprime cualquier ejercicio democrático que persiga tal objetivo. Seguiremos demandando y luchando por exigir al Estado un modelo que, desde el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado y del derecho de autodeterminación de los pueblos, concluyen.