Los no vacunados, en el punto de mira de Alemania


Los estados federados y el gobierno estatal han acordado ampliar la aplicación de la norma que obliga a estar vacunado o haberse recuperado de COVID en el sector minorista.

Angela Merkel como todavía canciller alemana en funciones ha señalado: «En todos los lugares donde no todos los participantes estén vacunados o recuperados, entra en vigor esta restricción: la de que sean solo personas del propio hogar más un máximo de otras dos personas. Los niños de hasta 14 años están exentos».

En todo el país, el acceso a restaurantes, teatros y cines sólo se concederá a las personas vacunadas o que se hayan recuperado de la enfermedad de COVID-19.

Olaf Scholz, aspirante a canciller de Alemania y vicecanciller en funciones, destaca: «Es justificable decir ahora que hay esta restricción de acceso porque todo el mundo tiene la oportunidad de cambiar la situación vacunándose y hay suficientes vacunas disponibles. Podrían haberlo hecho desde hace mucho tiempo.»

De momento se ha introducido la obligación de vacunación contra la COVID para los empleados de centros asistenciales y hospitales. El Bundestag aún tiene que estudiar la posibilidad de establecer a nivel general el requisito de estar vacunado.