Los reyes presiden un funeral en Madrid por las víctimas de la Covid-19

El funeral por las víctimas del coronavirus organizado por la Conferencia Episcopal reunió en la catedral de la Almudena de Madrid los reyes, sus hijas, representantes de todas las instituciones, líderes políticos y familiares de quien perdió la vida por motivo de la pandemia.

Una representación al más alto nivel en la mayoría de los casos a pesar de que el funeral no tenía carácter de Estado, ya que el acto civil que tendrá esta condición en recuerdo de las casi 30.000 víctimas y en homenaje de quien luchó en primera línea contra la COVID-19, se celebrará el próximo 16 de julio en el Patio de la Armería del Palacio Real.

La Conferencia Episcopal impulsó la misa en la Almudena coincidiendo con la reunión que a partir de este lunes mantiene su Comisión Permanente, y la ceremonia fue presidida por el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, y concelebrada por un total de 35 obispos.

Felipe VI, doña Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía (todos ellos vestidos de luto) fueron recibidos por las autoridades civiles asistentes y, ya en la puerta del templo, por Osoro y el cardenal Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal. Esta fue la primera ocasión en que la heredera de la Corona y su hermana asisten a un funeral de carácter institucional.

Al final de la celebración, el obispo de Ávila, José María Gil, ingresado durante más de un mes a causa del coronavirus, leyó ante la imagen de nuestra Señora de la Almudena la oración compuesta por el papa Francisco para este tiempo de pandemia.