Macrorredada mundial contra el crimen organizado


Policías de diecisiete países han detenido a más de 800 delincuentes relacionados con el crimen organizado debido a que durante años pudieron infiltrarse en una plataforma encriptada que era considerada segura por los grupos criminales. La plataforma a la que accedían se llamaba ANOM según han señalado las autoridades. Más de 300 organizaciones criminales de todo el mundo se han visto afectadas por esta gigantesca operación. La aplicación de mensajería encriptada desarrollada por el FBI, permitió a las fuerzas del orden controlar millones de mensajes sobre el contrabando de drogas, el blanqueo de dinero e incluso los asesinatos que se planeaban.

En la operación Escudo de Troya (traducción del nombre en inglés: Trojan Shield) además del FBI , participaron policías de dieciséis países y la agencia policial de la Unión Europea, Europol. Jean-Philipe Lecouffe, director ejecutivo adjunto de Europol, ha señalado en rueda de prensa este martes que se habían registrado más de 700 lugares en todo el mundo y se habían incautado más de ocho toneladas de cocaína. También consiguieron evitar más de 100 amenazas de muerte gracias al operativo.