Manifestantes proeuropeos abuchearon al primer ministro británico, Boris Johnson


Este domingo a su llegada al congreso anual del Partido Conservador, en Manchester, los manifestantes le llamaron a Boris Johnson «mentiroso, tramposo y charlatán»,en referencia a las consecuencias del brexit en el Reino Unido. El desabastecimiento de combustible y alimentos, la falta de camioneros y carniceros no influye en Johnson que pronostica que la Navidad de este año será «considerablemente mejor» que la del año pasado. Reiteró que no recurrirá a lo que llamó «inmigración descontrolada» para solucionarlos. A la pregunta de si habrá estantes vacíos, el primer ministro británico respondió que su país «es líder en el mundo en logística y cadenas de suministro».

El Reino Unido sufre las consecuencias de imponer duras restricciones a los trabajadores de la UE que buscan un visado de trabajo en el Reino Unido. Ante la crisis de escasez de mano de obra las autoridades han tenido que dar su brazo a torcer para conceder visados temporales a 5.000 camioneros y a 5.500 trabajadores del sector avícola. Sin embargo la burocracia no consigue agilizar contrataciones.