Más de 160 hectáreas cubiertas de lava en La Palma, que ha recibido la visita de los reyes


Según el sistema de vigilancia de emergencias europeo Copernicus la lava del volcán ha destruido más de 360 viviendas. Aunque el último informe del Departamento de Seguridad Nacional (DSN) reduce ligeramente esa estimación hasta las 150 hectáreas y los 300 inmuebles destruidos.

La colada principal se dirige en dirección al océano pero se mueve muy lentamente, a 4 metros por hora. Debido a la escasa viscosidad y a los accidentes del terreno, su curso se ha ralentizado, por lo que el Gobierno de Canarias no descartaba que la colada no llegue finalmente al mar. La lengua se ha ensanchado hasta los 600 metros y el frente, en algunos puntos, llega a los 15 metros de altura.

El Instituto Vulcanológico de Canarias (Involcan) informa de que la altura de la pluma volcánica se estima en 4,1 kilómetros por encima de la boca eruptiva. La sismicidad continua en bajos niveles, con escasos tembloress sentidos, aunque no se descarta que continúen produciéndose, según mantienen desde el Gobierno canario.

Visita de los reyes

Los reyes Felipe VI y Letizia han enviado un mensaje de “solidaridad” y “cariño” a los afectados por el volcán de La Palma durante una visita en la isla para conocer de primera mano los estragos de la erupción. Han animado a toda la sociedad a “arrimar el hombro”. Porque aunque “costará mucho volver a la normalidad”, La Palma “saldrá adelante” así como todas estas familias. “Van a tener un futuro porque entre todos vamos a ayudar a recomponer sus vidas”.