Mazazo para el sector turístico español tras quedar fuera de la lista verde británica


Se esperaba el anuncio con impaciencia y optimismo y ha acabado sentando como un jarro de agua fría. La decisión del Reino Unido de no incluir a España en su famosa lista verde, la de países a los que actualmente considera seguro viajar, supone un auténtico golpe para las esperanzas del sector turístico de reflotar este verano gracias a la masiva llegada de británicos. Para los comerciantes españoles la noticia es la peor posible. Para los turistas británicos, también. «Es una agonía a la que no vemos el final», cuenta resignado Tony Mayol, comerciante en Magaluf. «Lo posponen dos semanas, o tres, o un mes, y no salimos de esta situación».