Cuatro muertos tras el asalto al Capitolio en Washington


Los seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron este miércoles en el Congreso de EE.UU. tras derribar varias vallas de seguridad y enfrentarse con la policía, que se ha visto superada, provocando caóticas escenas en la capital estadounidense. El asalto violento al Capitolio no tiene precedentes en la historia moderna de EE.UU. y habría que remontarse hasta la quema de Washington por parte de las tropas británicas en 1814 para encontrar un ataque similar. La alcaldesa Muriel Bowser declaró el toque de queda en la ciudad ante el caos generado, con miles de manifestantes en las calles de Washington. El toque de queda comenzó a las 18:00 (23:00 GMT), poco después de que las autoridades consiguieran despejar el interior del Capitolio y lanzaran gases irritantes y de aturdimiento para dispersar a las cientos de personas aún congregadas en sus alrededores. La mujer que fue herida de bala durante el asalto murió, indicaron fuentes policiales al canal MSNBC. Fue trasladada de emergencia con una fuerte hemorragia desde el interior de la sede legislativa durante el asalto de centenares de manifestantes que se prolongo durante varias horas hasta que fueron desalojados a última hora de la tarde.