Nueva campaña de trampeo de la avispa velutina en Carballo

Presentación de la campaña de trampeo de la velutina_Cedida

  • Como novedad, este año se incorpora un registro informático para conocer la situación de los insectos

El Ayuntamiento de Carballo y los apicultores locales tienen declarada la guerra a la avispa velutina. Aunque acabar con ella parece una misión imposible, reducir la población de avispas y sus consecuencias es posible gracias a las campañas anuales de trampeo en las que Carballo ha sido un ayuntamiento pionero.

Este jueves se presentó la correspondiente a este 2021 en el Fórum Carballo y en el que se dieron cita el alcalde, Evencio Ferrero; el concejal de Servizos, Luis Lamas; el responsable de la empresa concesionaria del Servicio Municipal de Control de Plagas, Isidro Rodríguez, y un reducido grupo de colaboradores y habituales en los últimos años, en su mayoría apicultores.

La campaña, que este año cuenta con un registro informático para conocer la situación de los insectos, arranca coincidiendo con el momento en el que las avispas despiertan de su letargo invernal y algunas ya cayeron en las trampas que se colocaron esta misma semana en la Praza de Galicia. El objetivo es aprovechar los próximos tres meses para intentar atrapar el mayor número de reinas, ya que sin ellas no hay nido.

Tanto los representantes municipales como los apicultores locales presentes en la reunión lamentaron el cambio de gestión en la lucha contra la avispa asiática después de que la Xunta de Galicia decidiera asumirla. Desde el público se expresaron varias quejas porque los nidos o bien no son retirados o se quitan tarde. Esa puede ser una de las causas de que en el año 2020 solo se retiraran unos 400 nidos en la localidad carballesa, casi la mitad que el año anterior cuando era la administración local la que prestaba el servicio directamente.