Ordenan investigar la presunta prevaricación en la Diputación de Ourense en 2011


Un juzgado ourensano ordena que se investigue si la Diputación de Ourense pudo incurrir en un presunto delito de prevaricación por adquirir mobiliario urbano -marquesinas y bancos- en el año 2011, de forma irregular, cuando la institución provincial estaba gobernada por José Luis Baltar Pumar, padre del actual presidente. En la resolución el magistrado sostiene que la Diputación no solo se benefició «de una forma grosera de unos suministros encargados a dedo, sin presupuesto, contrato o formalidad alguna y, lo que es más grave, saltándose la normativa en materia de contratación, impidiendo que otras empresas pudieran presentar sus propuestas», sino que tampoco «hizo contrato alguno». Todo eso «a pesar de que los suministros encargados supusieron para el erario público cientos de miles de euros», indica el dictamen. Por todo ello, concluye que procede deducir testimonio de particulares al Ministerio Fiscal por se, en caso de que no se estimara prescrito, se pudiera apreciar la comisión de un delito de prevaricación.