Ourense y Lugo serán las dos únicas grandes ciudades gallegas sin cierre perimetral

O titular do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, reúnese por videoconferencia co comité clínico de expertos sanitarios. Monte Pío, Santiago de Compostela.

Ourense ya no tenía limitadas las entradas y salidas, en el caso de Lugo el comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia decidió tras una larga reunión celebrada este lunes que ya podrá dejar atrás la movilidad restringida. Así lo determinaron los expertos, en el encuentro que presidió el presidente de la Xunta. Por lo contrario las restricciones más severas serán para Viveiro, Verín, Monterrei, Castrelo do Val, Cualedro, Noia y Lousame, con limitaciones contundentes para la hostelería así como para las entradas y salidas. Además, Redondela, Barro, Xinzo de Limia, Carral, Xove, Muros, Outes, Porto do Son y A Pobra do Caramiñal pasan al nivel medio alto de restricciones, por lo que su movilidad también quedará afectada. Con vigilancia especial estarán Val do Dubra, Vedra, Padrón y Rois. Todas estas medidas se publican en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de este martes y entran en vigor la medianoche de este miércoles.