Pablo Arangüena señala “posible prevaricación” en la falta de respuesta de la Xunta al vaciado de los embalses

Pablo Arangüena.

El viceportavoz del Grupo Socialista, Pablo Arangüena, apuntó a la “posible prevaricación por omisión” de la Xunta, que lleva 3 meses sin actuar después de conocer del vaciado de los embalses. En el debate de una pregunta oral en Comisión, el responsable socialista lamentó el “cinismo insoportable” del gobierno gallego al intentar derivar la responsabilidad al Estado cuando cuentan con hasta 3 leyes y un reglamento con otros tantos regímenes sancionadores.
Arangüena señaló que “el gobierno gallego sabía lo que acontecía, conoce el deber legal y no hizo nada aparte de echar balones fuera” e insinuar una supuesta connivencia del gobierno central con las eléctricas “justamente esta semana, en la que el Ejecutivo puso sobre la mesa medidas restrictivas para tratar de meter en vereda a las eléctricas”. Recordó que el Ejecutivo está modificando actualmente el artículo 55 de la Ley de Aguas para permitir tomar las decisiones que esta vez no pudo. Al mismo tiempo, dijo, quien sigue sin hacer nada es la Xunta, liderada por uno Feijóo que sí que es amigo reconocido del presidente de Iberdrola, Galán, como demostró el “abrazo cuando ganó las elecciones de 2009”. Lo que sí hicieron, señaló, fue reducir este mismo año en un 92 por ciento las sanciones previstas por el vaciado de los embalses previsto en la Ley de Pesca fluvial, pasando de 300.000 euros a apenas 25.000.