Pedro Sánchez defiende la unidad y la cohesión para hacer frente a los retos globales


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado en la segunda sesión de la Cumbre de la OTAN sobre los retos globales a los que se enfrentan los Aliados. Durante la reunión, los líderes han abordado el interés de muchos países de reforzar el diálogo entre la OTAN y la UE, al que la Alianza considera un «socio esencial» con objetivos comunes en el apoyo a la seguridad y la paz internacional. Se ha señalado además la voluntad de reforzar la relación entre ambas organizaciones y se destacan ámbitos de cooperación de interés común.

El presidente de Gobierno ha mantenido un encuentro con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson a la que Sánchez ha reiterado que España respalda la entrada en la OTAN de Suecia, «una democracia consolidada cuya adhesión a la Alianza Atlántica contribuirá a fortalecer la capacidad de disuasión y defensa de los flancos norte y este».

Sánchez ha trasladado a la primera ministra sueca su admiración por el cambio político que de forma tan rápida ha asimilado Suecia para adoptar la decisión de unirse a la OTAN, en respuesta al nuevo contexto de seguridad en Europa.