Pedro Sánchez reabre el diálogo con Cataluña


El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se reunió en el Palacio de la Generalitat con el presidente regional de Cataluña Pere Aragonés.

Sánchez ha explicado que «Lo importante no es el tiempo, sino llegar a buen puerto». Avanza el convencimiento de que habrá una solución pactada con Cataluña sin fijar plazos. Para el presidente español las prioridades son dejar atrás la pandemia, consolidar una recuperación económica socialmente justa y utilizar como palanca los fondos europeos.

Las expectativas de que se produzcan avances importantes a partir de esta reunión, que ha provocado una ruptura en el seno del movimiento soberanista catalán, son escasas.

Mientras Aragonès y su partido Esquerra Republicana de Cataluña califican las conversaciones de «oportunidad histórica» sus socios de gobierno han expresado públicamente dudas sobre las posibilidades de que haya algún beneficio real para los independentistas.