Pere Aragonés se convierte en el nuevo presidente de la Generalitat


La tercera ha sido la vencida para Pere Aragonés al convertirse este viernes en el presidente de la Generalitat de Cataluña. El líder del partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) logra su investidura, tras dos ocasiones en donde no logró el apoyo suficiente, con 74 votos a favor y 61 en contra del Partido Socialista de Cataluña, Ciudadanos, el Partido Popular y Vox.

La investidura tuvo lugar después de tres meses de duras negociaciones entre Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el grupo de Aragonés, y JxCat, el segundo grupo independentista de la Cámara, liderado por el expresidente catalán Carles Puigdemont, huido a Bélgica para no ser juzgado en España tras la declaración unilateral de independencia cuando dirigía Cataluña en 2017.

En su discurso de investidura, se comprometió a trabajar para “culminar la independencia” de Cataluña e invocó el ejemplo de Escocia, emplazando a su vez al Gobierno español a emular al del Reino Unido y permitir un referéndum pactado.

Inmediatamente después de terminar la investidura, junto a la escalinata del Parlamento, el nuevo presidente catalán se fundió en un abrazo con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que este viernes salió de la cárcel, donde cumple una condena de 13 años por sedición y malversación tras el fracasado proceso independentista de 2017 junto a otros ocho líderes independentistas.

Con su nombramiento, Cataluña pone fin a ocho meses de gobierno en funciones que arrancaron con la inhabilitación del expresident Quim Torra, condenado por delito de desobediencia por el Tribunal Supremo en 2020.