Planes de finde: Ritos y leyendas en el Monte Pindo (Carnota)


Aprovechamos que este fin de semana tenemos una hora más para apuntar en nuestra agenda un plan de obligado cumplimiento.

Hoy subimos al Monte Pindo. Al pie del pueblo del Pindo, un macizo de unos 600 metros de altura con una subida no muy fácil y para la que a veces es recomendable buscar la compañía de un guía local, o incluso de asociaciones que realizan rutas por este monte.

El Monte Pindo no cuenta con caminos asfaltados. Hay que ir a pie o en algunos tramos también es posible en bicicleta.

Lugares emblemáticos

El Monte Pindo también es llamado Olimpio Celta por obra de Manuel Murguía, que fue quien le puso este nombre.

Son cuatro los lugares importantes relacionados con la tradición aunque a lo largo de todo el espacio encontraremos rocas con formas curiosas cómo caras humanas, una de ellas, El Coloso del Pindo, muy semejante a un soldado gigante.

La primera parada la podemos hacer a los pies de la Moa. Allí podemos visitar una serie de muros sin fecha concreta y utilizados para construir torres de vigilancia para evitar la llegada de los normandos en el siglo X. La Muela es el lugar donde según la tradición está enterrada a Raínha Lupa.

Otra de las paradas es el Campo da Moa, donde no hace muchas décadas se hacía un ritual de curación en ese suelo. El ritual consistía en acostar a la persona enferma y cavar un círculo alrededor. Cuando la tierra secaba se decía que el enfermo estaba curado.

La tercera de las visitas es la base del Monte Penafiel, otra de las cumbres. Allí hay una inscripción en latín. Según cuenta una leyenda, la iglesia católica considera el lugar como pagano y excomulgado de su bendición.

Y por último vamos a la Cueva de la Xoana, un lugar donde primaban los ritos para expulsar al demonio. Según la tradición aquí mantenían sus reuniones las brujas en la noche de San Xoan.

En resumen, estas son las cuatro paradas emblemáticas del Olimpo Celta, el Monte Pindo.