APIN Ponteceso pide un pleno extraordinario para tratar los temas pospuestos por el alcalde

Ayuntamiento de Ponteceso_ Cedida

  • Entre los temas pendientes se encuentra la eliminación de las dedicaciones exclusivas y parciales aprobadas en junio

El grupo municipal APIN-SON de Ponteceso ha presentado un registro solicitando un pleno extraordinario para tratar los temas pospuestos por el alcalde, Lois García Carballido, en el pleno del 26 de noviembre. Una convocatoria concedida verbalmente por el regidor y que desde APIN esperan se celebre el próximo 14 de este mes.

Entre los temas pendientes se encuentra la eliminación de todos los cargos con dedicación exclusiva y parcial aprobados en
sesión constitutiva del mes de junio, así como la dedicación de los créditos liberados al Plan de Empleo Social.

Según el portavoz de APIN-SON, José Manuel Pose Verdes, aun existen numerosas personas y colectivos sin ayudas que se encuentran “en una severa situación de desprotección”, una situación a la que los ayuntamientos no pueden permanecer ajenos al ser la “administración más próxima al ciudadano y la que mejor conoce sus necesidades”. Pose afirma que desde la agrupación política son conocedores de las “dificultades económicas que, debido a la gestión de García Carballido, está atravesando el ayuntamiento, pero todos los miembros de la Corporación sabemos que pueden alcanzarse más fondos”.

Desde APIN también consideran necesario revocar las competencias delegadas por el Pleno al Alcalde y a la Xunta de Goberno Local para poder “proteger los intereses de los vecinos y vecinas de Ponteceso” a la vista de la “caótica” gestión realizada por el regidor “a lo largo de los últimos meses”. A esto, señala Verdes, hay que añadirle la “delicada situación política de Carballido”, que se encuentra sin los apoyos suficientes para la adopción de acuerdos y de la multitud de competencias asumidas tras el cese de 5 concejales del Grupo de Gobierno.

En el registro presentado, la formación política también busca aliviar la economía de las familias con la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) urbano y rústico al 0,4% de la base liquidable; así como la reducción del Impuesto sobre Construcciones, Instalación y Obras (ICIO) al 2% de la base imponible.