Preocupación en Francia por una variante «indetectable» del coronavirus


Francia mira con preocupación hacia el hospital de Lannion, en el noroeste del país, donde se han detectado ocho casos de una nueva variante del coronavirus que es indetectable en los análisis convencionales. Las autoridades sanitarias se han apresurado a tranquilizar a la población. Los síntomas de la variante bretona son los mismos que los de las demás y, en principio, nada indica que sea ni más peligrosa ni más contagiosa que la primera cepa del virus. Se están realizando investigaciones más profundas, concluye un comunicado del ministerio de Sanidad. La aparición de esta nueva variante tiene un sombrío telón de fondo en Francia, que sufre una explosión de contagios en varias zonas del país. Las ucis de los hospitales de París están desbordadas y siguen trasladando pacientes a otros territorios con menor incidencia y ocupación. Además, los planes de vacunación se han visto seriamente alterados por los retrasos y por la suspensión cautelar del preparado de AstraZeneca. También este martes, las autoridades han aprobado el uso de los autotest rápidos de antígenos: prueba nasal que se puede hacer uno mismo en casa y que, en caso de dar positivo, debe confirmar más tarde con una PCR.