Presión diplomática para que Afganistán cumpla los derechos humanos


El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, afirmó este lunes en Doha que los talibanes no están respondiendo hasta ahora a las demandas de la comunidad internacional, en particular el respeto a los derechos de las mujeres afganas.

Su homólogo catarí, Mohamed bin Abderrahman al Zani, afirmó que los talibanes «deben preservar los logros del pueblo afgano y respetar los derechos de la mujer y su papel en el desarrollo en Afganistán» y que él mismo trasladó ese mensaje al nuevo Gobierno interino durante su visita a Kabul.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que las promesas del nuevo régimen talibán de respetar los derechos humanos de las mujeres y amnistiar a personas relacionadas con el anterior gobierno apoyado por EEUU están siendo incumplidas.

En su informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la situación en Afganistán tras el relevo de poder, la alta comisionada aseguró que en menos de un mes de control talibán «las mujeres han sido progresivamente excluidas del espacio público».

Ya se ha prohibido a las niñas mayores de doce años asistir a la escuela en muchos lugares del país, y numerosos departamentos de protección de la mujer en el país han sido desmantelados, mientras su personal era amenazado, denunció Bachelet.