Rafael Louzán y la delegada de la Xunta en Pontevedra, condenados a dos años de prisión

Luisa Piñeiro, durante su toma de posesión ante Núñez Feijóo.

El juzgado de lo penal número 3 de Pontevedra condenó la dos años de cárcel y ocho de inhabilitación el expresidente de la Diputación de Pontevedra Rafael Louzán, del PP, por los delitos de prevaricación y fraude. La sentencia concluye que Louzán, actual presidente de la Federación Gallega de Fútbol, concedió una subvención de 86.311 euros para realizar unas obras en el campo de fútbol de Moraña (Pontevedra) que, en su mayor parte, ya habían sido ejecutadas con anterioridad.

La misma condena fue impuesta a la exalcaldesa de Moraña y actual delegada de la Xunta en Pontevedra, Luisa Piñeiro, y el entonces director del servicio de Infraestructuras de la Diputación de Pontevedra, Manuel Ángel G.J. Ambos fueron considerados por la jueza como cooperadores necesarios del delito de prevaricación y autores de un delito de fraude.

A La misma pena de prisión, dos años, fue sentenciado el administrador y un empleado de la adjudicataria del proyecto, la constructora Eiriña, así como el arquitecto que lo firmó; todos ellos inhabilitados para obtener subvenciones y ayudas públicas durante cuatro años.