Rusia fuerza un alto el fuego entre Armenia y Azerbaiyán


Armenia y Azerbaiyan han alcanzado un alto el fuego gracias a la mediación rusa y tras horas de refriegas fronterizas que han dejado varios muertos, una docena de prisioneros armenios y un cambio de posiciones en favor del Ejército azerbaiyano, según el Ministerio de Defensa de Armenia.

La batalla ha tenido lugar en las fronteras de provincia armenia de Syunik. Como en otros encontranazos, ambas partes se acusan mutuamente de haber iniciado las hostilidades, que han tenido como testigos mudos a las fuerzas de paz rusas que están desplegadas en la zona desde que Moscú les forzó a firmar un alto el fuego el 10 de noviembre de 2020.

Fueron seis semanas de guerra en la que los armenios perdieron el control de la mayor parte de Nagorno Karabaj, un territorio perteneciente a Azerbaiyán en el que vivían desde tiempos inmemoriales y que pasaron a controlar por la fuerza tras de la desintegración de la Unión Soviética en los años noventa del siglo pasado.